La última etapa de la vida

Volver     |     ¿En qué consiste esta etapa?     |     ¿Cómo tomar la decisión de eutanasia?     |     ¿Cómo preparar el momento?


¿En qué consiste esta etapa?

Si has recibido o recibiste la noticia de que tu animal padece una enfermedad grave que a medio corto plazo no tiene tratamiento ni cura, es posible que inicies un proceso conocido como el duelo anticipado. Esta reacción psíquica no es ningún proceso patológico. Cada persona vive las pérdidas de una forma particular, pero conocer estos procesos puede ayudarte a aliviar el dolor.

El duelo anticipado es un proceso mediante el cual una persona empieza a aceptar la pérdida de su animal de compañía. Durante esta etapa es normal que se tengan emociones intensas como pena, rabia, incredulidad y dolor puede incluir los siguientes estados:

Abatimiento. El reconocimiento de una futura separación puede desencadenar tristeza y pérdida de energía
Focalización. Centrarnos en el animal, en sus cuidados, e intentamos disfrutar más de esos últimos momentos
Ansiedad. A medida que vemos el empeoramiento del animal, una posible hospitalización, vamos imaginando como será nuestra vida sin nuestro animal
Adaptación. Es un tiempo de aprendizaje donde intentamos adaptarnos de forma anticipada a la pérdida de la compañía de nuestro animal

El duelo anticipado es un proceso normal que nos ayudará a aceptar de forma gradual la situación sobrevenida de la despedida de nuestro animal de compañía.

No todo el mundo lo experimenta
No tienes porque pasar por todas las fases descritas ni en orden
Cada persona vive el duelo de una forma distinta

¿Qué me puede ayudar?

Apoyarte en seres queridos
Reconocer tus propias emociones
Reservar un tiempo para cuidar de ti mismo
Redactar una carta en la que expliques cómo te sientes

Volver     |     ¿En qué consiste esta etapa?     |     ¿Cómo tomar la decisión de eutanasia?     |     ¿Cómo preparar el momento?


¿Cómo tomar la decisión de eutanasia?

 

En el mundo animal cuando se presenta una enfermedad incurable o terminal, a diferencia de las personas, existe la opción de llevar a cabo la eutanasia. Pero a menudo tomar la decisión de cuando ha llegado el momento, no es nada fácil.

Debemos tener presente que la eutanasia se debería realizar teniendo en cuenta nuestras posibilidades reales y el bienestar de nuestro animal.

Algunos de los aspectos que te pueden ayudar a reflexionar son los siguientes:

¿Será posible controlar el dolor y la ansiedad de mi perro o gato durante el tratamiento?

Si
No
No lo sé


¿Podré asumir el coste del tratamiento médico?

Si
No
No lo sé


¿Podré física y psicológicamente realizar los cuidados necesarios durante el tratamiento?

Si
No
No lo sé


¿Tendrá impacto en mi vida y la de mi familia el tratamiento?

Si
No
No lo sé


¿Proporcionará el tratamiento suficiente calidad de vida a mi perro o mi gato? ¿Su vida será digna?

Si
No
No lo sé


¿Puede el tratamiento suponer una fuente grande de estrés para mi animal?

Si
No
No lo sé


Existen herramientas que nos pueden ayudar a la toma de decisión en momentos tan difíciles. Una de ellas son las escalas de calidad de vida. Hay distintos tipos de escalas de calidad de vida pero todas pretenden evaluar de forma objetiva el grado de bienestar de nuestros animales de compañía, y por tanto las podemos utilizar para:

Saber en qué aspectos debo fijarme para valorar la calidad de vida de mi animal

Hacer una evaluación actual de la calidad de vida de mi animal

Seguir la evolución en la calidad de vida a lo largo del tiempo

Marcar en qué momento del futuro creo que debo tomar la decisión de la eutanasia


A continuación tienes una escala de calidad de vida diseñada por el proyecto Honoringthe Bond de la Universidad de Ohio, al responderla obtendrás una idea del grado de calidad de vida de tu animal de compañía.


mala buena
Mi mascota... Totalmente
de acuerdo
(Todo el tiempo)
(Grave)
De acuerdo
(La mayor
parte del tiempo)
(Significativo)
Ni de acuerdo
ni en desacuerdo
(Algunas veces)
(Leve)
En desacuerdo
(De vez en cuando)
(Leve)
Muy en
desacuerdo
(Nunca)
(Ninguna)
No quiere jugar
No responde a mi presencia o
no interactúa conmigo como antes
No disfruta de las mismas actividades que antes
Se esconde
Su comportamiento no es el mismo que antes del diagnóstico/enfermedad
No parece que disfrute la vida
Tiene más días malos que días buenos
Duerme más de lo habitual
Parece apagado y deprimido
Parece que tiene dolor
Jadea, incluso mientras descansa
Tiene temblores
Vomita y/o parece tener náuseas
No come bien (puede que solo coma golosinas o solo si se le
alimenta con la mano)
No bebe bien
Está perdiendo peso
Tiene diarrea con frecuencia
No orina bien
No se mueve con normalidad
Está menos activo de lo normal
No se mueve lo suficiente
Necesita mi ayuda para moverse
Es incapaz de mantenerse limpio después de defecar
Tiene el pelo grasiento, apelmazado o como descuidado
¿Cómo está la salud de mi animal comparado con el momento
del diagnóstico/inicio de la enfermedad?
Calidad de vida actual   Clica aquí para conocer la respuesta
mala buena

La Escala de Calidad de Vida ha sido adaptada con el permiso de The HHHHHMM Quality of Life Scale: Dr. Alice Villalobos; Quality of Life Survey: Dr. David Vail; End-of-Life Values and Goals worksheet: University of Tennessee Veterinary Social Work



Existen algunas aplicaciones gratuitas que nos pueden ayudar a valorar la evolución valorando la cantidad de días buenos, neutros y malos que tiene nuestro animal de compañía de una forma sencilla y muy gráfica.


Enlaces App GreyMuzzle

Descarga para Android

Descarga para iPhone

 

 


¿Cómo preparar el momento?

Deberás tomar algunas decisiones:

- La eutanasia se puede llevar a cabo en la clínica o en casa, dependerá de la condición concreta de tu animal y de si tu veterinario puede realizar el desplazamiento.

Es una decisión muy personal, no existe una opción mejor que otra. Los elementos que te pueden ayudar a decidir.

Dificultad para el desplazamiento a la clínica

Voluntad de estar presente o no durante todo el procedimiento

Número de personas que deseas que estén presentes

Para algunas personas puede ser muy difícil de sobrellevar estar continuamente en el último lugar donde se ha estado con el animal, sin embargo para otras esta misma situación puede ser de gran ayuda. Reflexiona cuál puede ser la mejor opción para vosotros

 

- Decide el momento y comunícalo con el máximo de antelación posible a tu veterinario, de esta manera podrá reservar el tiempo y el espacio.

  • No siempre es posible tomar las decisiones con tiempo, pero en el caso de que sea así, intenta tomar el tiempo suficiente para tenerlo todo el máximo de organizado posible durante el procedimiento.

- Quien debe estar presente. Esta decisión es especialmente importante cuando hay niños que no están en edad de decidir por sí mismos.

  • Cómo adultos solemos sentirnos más tranquilos en compañía de personas a las que apreciamos profundamente, por lo que la recomendación es estar acompañado por personas que entiendan el vínculo entre tu y tu animal.
    • Puede que prefieras intimidad en el momento de la eutanasia, habla abiertamente de tus voluntades con tus personas cercanas y con tu veterinario.
<

 


Autores

 

 

 

 

Patrocinadores

 

 


© 2020 VETBONDS    Aviso Legal y Política de Privacidad   |   Queda prohibida la grabación y difusión del contenido total o parcial de los videos publicados.